La magia se queda manca al perder ayer a una de sus grandes manos: René Lavand

La magia se queda manca al perder ayer a una de sus grandes manos.

Ayer falleció René Lavand, un afamado ilusionista argentino, a ls 86 años.

Por si no le conocéis os dejo con el que, quizás, es su mejor truco, el famoso “No se puede hacer más lento”:

A René Lavand nada le impidió convertirse en uno de los grandes de la magia, aún teniendo únicamente una sola mano, y su reconocimiento ha hecho que hoy el mundo de la magia (y aquellos que somos apasionados de ella) llore su gran perdida para éste espectáculo.

Descanse en paz maestro.

Anuncios