La vida primigenia pudo llegar por el impacto de un cometa contra nuestro planeta

Los componentes básicos para la vida, los aminoácidos, podrían producirse cuando cometas de hielo chocan contra un planeta, o cuando un meteorito rocoso impacta con la superficie helada de un planeta.

aminoacidos_ladrillos_vida

La vida podría haber llegado a la Tierra gracias a un periodo de tiempo en el que el planeta fue bombardeado por cometas y meteoritos.

Moléculas simples como el agua y el hielo de dióxido de carbono podrían unirse en una célula más compleja, creando un aminoácido, produciendo el primer paso para la vida.

Una vez creados los aminoácidos podrían convertirse en proteínas, y así ir formando moléculas cada vez más complejas, hasta llegar a las formas de vida que hoy habitan nuestro planeta.

Éste es uno de los motivos por el que mundos como Encelado o Europa son tan interesantes, ya que sus condiciones son propicias para la creación de aminoácidos, al abundar el hielo en sus superficies y haberse constatado algunos impactos de meteoritos, por lo que podrían ser buenos candidatos a albergar algún tipo de vida, aunque sea microbiana.

La onda de choque tras impactar un meteorito genera calor y transforma algunas moléculas en aminoácidos.

Se ha llegado a ésta conclusión tras experimentar, recreando un impacto de un cometa sobre una superficie helada, usando una pistola de gas comprimido de alta velocidad, que dispara proyectiles a 7,15 kilómetros por segundo. El resultado ha sido que el impacto generó aminoácidos tales como la glicina y alanina D y L.

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20130916/abci-descubren-fabrica-cosmica-ladrillos-201309161355.html

Anuncios

Evento Tunguska

El último pensamiento de nuestra antigua web lo dedicamos al famoso “Evento Tunguska”, aprovechando la fiebre por los meteoritos que pueden impactar contra nuestro planeta, tras el que cayó en febrero en Rusia. Aquí os lo dejamos.

Desde que el pasado 15 de febrero de 2013 una roca, de 17 metros de diámetro y 10.000 toneladas de peso, entrara en nuestra atmósfera, y explotara sobre la ciudad rusa de Chelyabinsk, provocando más de mil heridos por la fuerte onda expansiva, equivalente a 460 kilotones de TNT, parecen haberse puesto de moda las noticias sobre asteroides peligrosos para la Tierra. (Ver noticia de RT/ ampliar información de la mano de Eurekablog).

chelyabinsk

Hace unos días se ha detectado el NEO (Near Earth Object/Objeto cercano a la Tierra) número 10.000 (Ver noticia), con lo que aparentemente tenemos muchos de éstos asteroides que pasan cerca de nuestro planeta controlados, sin embargo la NASA ha reconocido que la tecnología actual sólo nos permite localizar los que tienen un cierto tamaño, pero los pequeños se nos escapan, y aunque no tienen capacidad para una catástrofe a nivel global, pueden provocar daños nada despreciables a nivel de ciudades o incluso países.

Es evidente que estamos expuestos a una amenaza que venga del cielo, como ya contamos en éste blog (https://esnol.wordpress.com/2013/08/24/amenazas-en-el-cielo/), aunque hacía tiempo que no lo veíamos tan de cerca como con éste bólido de Rusia… lo más curioso es que la zona de los Urales ya registró un hecho similar hace ahora justo 105 años.

Sucedió un 30 de junio de 1908, cuando un asteroide o un cometa, de unos 80 metros de diámetro, entró en la atmósfera terrestre, estallando en las inmediaciones del río Podkamennaya, en la región de Tunguska (Siberia) con la fuerza de unos 15 megatones (unas mil bombas como la de Hiroshima). La onda expansiva devastó unos 80 millones de árboles repartidos en un área de más de  2.000 kilómetros cuadrados, incendiando algunos de ellos, rompió ventanas y empujó a personas que se encontraban a 400 kilómetros de distancia.

tunguska

Gracias a que tuvo lugar en una zona apenas poblada, solo se cobró una vida humana, pero imaginen que podría suceder si algo así se repitiera hoy en una gran ciudad atestada de gente.

Han pasado más de cien años de aquel evento sin que se encontraran fragmentos del meteorito ni del cráter que debería haber dejado, por lo que se piensa que pudo haberse desintegrado en la atmósfera y que pudo ser parte de un cometa formado por hielo y polvo.

Sin embargo, el pasado mes de mayo, un investigador ruso aseguró haber encontrado fragmentos de aquel objeto que devastó Tunguska. Nos lo explica José Manuel Nieves en su videoblog.

Hace unos años un equipo de científicos italianos también afirmaron haber encontrado el cráter que habría dejado el impacto del meteorito o cometa, que coincidiría con un lago que hay en la actualidad, llamado Cheko. (Ver noticia).

lagocheko

Para finalizar os dejamos con un vídeo sobre el evento Tunguska.

videotunguska

105 años después lo único que existen son distintas hipótesis de lo que pudo ocurrir aquel 30 de junio de 1908, pero ninguna certeza de aquel misterioso suceso.

Fuente: http://eurekaweb.idomyweb.com/pens201306eventotunguska.html

Amenazas en el cielo

 

En noviembre de 2011 hablamos sobre los peligros que representan algunas rocas que orbitan cerca de nuestro planeta, y que podrían llegar a impactar contra nosotros.

Desde los albores de la Humanidad nuestra especie mira con asombro el firmamento y contempla las estrellas, sin comprender muy bien todo su misterio.

En la antigüedad estudiaron los movimientos celestes para predecir eclipses y para hacer calendarios que les permitían medir el tiempo y saber cuando era la mejor época para sus cosechas, pero en los últimos años, con los avances tecnológicos, se han dado pasos agigantados en el estudio del cosmos, si bien nos queda casi todo por descubrir.

movimientos_celestes

Un buen ejemplo de esto sería la misión Kepler, que la NASA envió al espacio el 6 de marzo de 2009, con el objetivo de buscar planetas en la inmensidad del cosmos, y que ha encontrado gran cantidad de ellos… pero esto lo trataremos en el futuro, en un pensamiento dedicado a la misión Kepler y sus descubrimientos.

impacto_asteroide

El mayor conocimiento del espacio nos ha abierto los ojos de los peligros a los que estamos expuestos. A diario se encuentran nuevas rocas que circulan por el espacio, y que hay que analizar, para saber si en algún momento pueden acercarse peligrosamente a La Tierra.

La NASA analiza las distintas rocas que podrían suponer una amenaza real en el futuro (http://neo.jpl.nasa.gov/risk/), sin embargo, en la actualidad solo unas pocas representan un peligro para nuestro planeta: 2004 MN4 (Apophis), 2011 AG5 y 2007 VK184, y todo apunta a que ninguno de estos tres asteroides llegarán a impactarnos, aunque conviene estar alerta y observarlos, para evitar desastres.

Conociendo éstos peligros podremos intentar evitar un posible impacto, que sin duda llegará, aunque probablemente ninguno de los que estamos aquí ahora lo viviremos. Lo que es evidente es que muchos asteroides impactaron contra la Tierra en el pasado (prueba de ello es la extinción de los dinosaurios) y que en el futuro seguirán haciéndolo, si los hombres no somos capaces de evitarlo.

crater_asteroide

En la actualidad los asteroides que están bajo observación, por resultar potencialmente peligrosos, son:

2004 MN4, también conocido como 99942 o como Apophis, es un asteroide de unos 325 metros de diámetro, que pasará cerca de la Tierra en 2029 y en 2036, según cálculos de la NASA. En caso de impacto contra nuestro planeta el efecto sería el de unas 40.000 bombas atómicas, sin embargo, el peligro de que Apophis impacte contra nosotros se ha descartado en los últimos años, ya que su órbita parece alejarse, aunque se seguirá vigilando, por si la gravedad terrestre atrajera al asteroide en alguno de los acercamientos. En 2029 pasará a poco más de 30.000 kilómetros de la Tierra.

2007 VK184 se descubrió en Noviembre de 2007, y tendrá un acercamiento a la Tierra en Junio de 2048, aunque por su tamaño, de unos 130 metros de diámetro, no tendría efectos de destrucción masiva, pudiendo ocasionar daños locales muy importantes, ya que el efecto de su impacto sería similar al de 10.000 bombas atómicas.

2011 AG5 fue descubierto en Enero de 2011, se calcula que tiene unos 140 metros de diámetro, y que tendrá varios acercamientos a la Tierra entre 2040 y 2047. Actualmente tiene un nivel 1 en la escala de Turín, aunque no será hasta dentro de unos años cuando sepamos realmente si existe una amenaza real de impacto. En Septiembre de 2013 habrá un primer acercamiento, y en 2023 otro, que permitirán calcular con mayor precisión su órbita y llegar a una conclusión definitiva.

Para tranquilidad de los lectores, decir que la escala de Turín, mide la peligrosidad con valores entre el 0 y el 10, donde el 0 sería cuando no existe ningún riesgo de impacto, y el 10 un impacto seguro, y de los tres asteroides que hemos hablado, y que hoy en día son los únicos que representan cierto peligro de impacto, Apophis tuvo el nivel 2 y fue bajado en 2006 al nivel 0, y los otros dos se mantienen en el nivel 1, a espera de ser analizados en detalle, con lo que las posibilidades de impactos en el futuro son muy remotas por el momento.

escala_turin

Fuente: http://eurekaweb.idomyweb.com/pens201211amenazasenelcielo.html