Nuevo experimento sugiere que el melocotón podría inhibir la metástasis del cáncer de mama

Tras distintos experimentos con ratones, un grupo de investigadores asegura que un tratamiento a base de extracto de durazno inhibe la metástasis del cáncer de mama.

Los polifenoles de melocotones o ciruelas podrían ser un mecanismo natural contra la metástasis, pues asesinan selectivamente las células cancerígenas, sin atacar a las células sanas.

Melocotones en Texas A & M AgriLife Research campo en College Station (Texas A & M AgriLife Research foto de Kathleen Phillips)

El hallazgo podría suponer un gran noticia, ya que simplemente incluyendo en nuestra dieta un par de melocotones o tres podríamos estar luchando contra ésta terrible enfermedad.

 Al parecer, el melocotón tiene unos compuestos químicos, capaces de matar a las células cancerosas sin afectar a las células sanas, pero habrá que seguir haciendo pruebas para comprobar que el melocotón puede realmente ser beneficioso en la lucha contra el cáncer de mama, e incluso de algún otro tipo de cáncer.

Fuente: http://today.agrilife.org/2014/03/25/texas-researcher-peaches-inhibit-breast-cancer-metastasis-in-mice

Anuncios

Un científico español puede haber descubierto el mecanismo de la metástasis

Un estudio científico, liderado por el español Joan Massagué, podría haber descubierto como es el proceso de la metástasis del cáncer en el cerebro.

El Investigador Joan Massagué Solé, Investido Hoy Doctor Honoris Causa Por La UJ

Parece ser que en el proceso de la metástasis, algunas células cancerígenas escapan a su tumor original para instalarse en otros tejidos y órganos, pero llegar hasta el cerebro no es tarea fácil, ya que deben entrar en el torrente sanguíneo, y cruzar unos vasos sanguíneos densos antes de llegar hasta nuestro cerebro, por lo que la mayoría de las células cancerígenas mueren antes de alcanzar su meta.

Aún alcanzando su meta, cuando llegan al cerebro son obligadas a autodestruirse por otras células que se llaman astrocitos, pero en algunas ocasiones las células cancerígenas consiguen producir una proteína conocida como “Serpin”  o L1CAM, que actúa como antídoto contra los astrocitos, lo que les permite sobrevivir.

Las células cancerígenas se “abrazan” a los vasos sanguíneos, pues es su única capacidad de supervivencia, ya que en el momento en que se soltaran los astrocitos terminarían con ellas, con lo que se quedan adheridas a los vasos, alimentándose de ellos.

Bajo la protección que les dan los vasos y el alimento, las células cancerígenas pueden empezar a dividirse y a formar un forro alrededor del capilar.

Una vez conocido el mecanismo se podrán buscar nuevas dianas terapéuticas contra la enfermedad.

El español y su equipo han llegado a éstas conclusiones tras diez años de investigación, y ya han empezado a trabajar en la creación de anticuerpos para impedirlas, la pieza clave del mecanismo es la plasmina, una enzima conocida sobre todo por su efecto anticoagulante de la sangre, que tiene una doble acción protectora frente a las células cancerosas: impide que se adhieran a la pared externa de los vasos sanguíneos y provoca la autodestrucción de las células tumorales.

Joan Messagué piensa que otros tipos de cáncer tienen el mismo proceso a la hora de hacer metástasis, y en esa línea pretende seguir con sus investigaciones.

Fuentes:

http://www.efefuturo.com/noticia/descubren-el-proceso-de-la-metastasis-del-cancer-en-el-cerebro/

http://www.infosalus.com/actualidad/noticia-cientifico-joan-massague-descubre-posible-origen-metastasis-20140227224638.html

http://www.lavanguardia.com/vida/20140227/54401823739/massague-descubre-origen-metastasis.html#.Uw-f24GR334.twitter