Blue Origin quiere llevar turistas al espacio en 2018

La empresa Blue Origin, de Jeff Bezos, fundador de Amazon, tarabaja ya en poder enviar turistas al espacio, a bordo de su vehículo suborbital New Shepard, y calcula que podrá comenzar a operar en 2018.

NewShepard_BlueOrigin

El planing previsto es que empiecen los ensayos tripulaos el año que viene, y si todo va según lo deseado se podría enviar a los primeros astronautas de pago en 2018.

Blue Origin tiene previsto construir seis vehículos New Shepard, capaces de llevar de forma autónoma a seis pasajeros a bordo, hasta una distancia superior a los 100 kilómetros, con lo que los tripulantes podrán experimentar la ingravidez y ver nuestro planeta completo.

Para que los clientes puedan disfrutar del viaje, Blue Origin ha dotado a los nuevos New Shepard de unas ventanas, desde donde contemplar la espectacular travesía, y vivir al máximo la experiencia.

VentanasNewShepard

No hay duda de que ver nuestro planeta desde esa perspectiva debe cambiarle el chip a uno, pero el problema, como siempre en estas cosas, es el elevado coste del billete que, aunque aún no se sabe, se calcula que rondará los 250.000 dólares, una cantidad que pocas carteras se pueden permitir.

Ojalá sea todo un éxito y tengan muchos clientes, y que a la larga se vaya abaratando el coste del viaje, para que el resto de los mortales podamos vivir tan fantástica experiencia.

Seguiremos informando 😉

Fuente: http://www.europapress.es/ciencia/misiones-espaciales/noticia-blue-origin-preve-operar-turismo-espacial-2018-20160309183842.html

Shi Cheng, 2.000 años de historia sumergidos bajo las aguas

¿Has oído hablar de la ciudad china de Shi Cheng o la “Ciudad del León”?

Se trata de una ciudad fundada hace casi dos milenios (25-220 después de Cristo) en la provincia oriental de Zhejiang.

Su peculiaridad es que si quieres visitarla tendrás que vestirte de neopreno y sumergirte 30/40 metros en el fondo del lago Qiandao, ya que la ciudad fue sumergida en 1959, cuando se terminó la presa hidroeléctrica de Xin’an.

A cambio de éste pequeño “sacrificio”, podrás disfrutar de una ciudad parada en la historia hace más de 50 años, sin duda un espectáculo digno de ver, y para muestra de ello aquí os dejo algunas imágenes tomadas en Shi Cheng.

Enlace permanente de imagen incrustada

Una ciudad milenaria sumergida, increíble paraíso de buceadores

Enlace permanente de imagen incrustada

Carvings: Visitors will be able to see the traditional engravings first-hand when guided by Qiu Feng and her team

¿Os habéis quedado con ganas de ver más? En el siguiente vídeo podéis ver un poco más, aunque seguro que se os va a quedar corto.

Éste otro vídeo es un poco más largo, aunque la visibilidad no es muy buena, hace sentir la experiencia en primera persona de una visita a la ciudad del León:

Si quieres visitar ésta extraordinaria ciudad milenaria sumergida, puedes contactar con una agencia de buceo de Shanghái que se llama Big Blue, que organiza excursiones submarinas a ésta localización, pero para poder apuntarte tendrás que acreditar que tienes un nivel avanzado de buceo.

Espero que os haya gustado esta inmersión y que, si os animáis con la aventura, nos mandéis imágenes de Shi Cheng, que gustosamente colgaremos por aquí, para el disfrute de quien pase por éste blog.

 

Una visita guiada a la estación polar antártica Amundsen-Scott

¿Alguna vez os habéis preguntado como se vive en una base aislada en el polo sur?

Quizás películas como “La Cosa” nos hacen pensar que son poco más que chabolas en medio de un desierto de nieve, pero lo cierto es que hoy día tienen bastantes comodidades y tienen casi cualquier tecnología.

No queremos quitar mérito a todos éstos valientes que pasan en una de éstas estaciones alguna parte de su vida, obviamente tienen que enfrentarse a muchos inconvenientes allí, comenzando por las gélidas temperaturas.

Pero lo cierto es que una base como Amundsen-Scott está completamente preparada para una larga estancia en su interior.

La Base Amundsen-Scott recibe su nombre en honor a Roald Amundsen y Robert F. Scott, los primeros aventureros que lograron alcanzar el polo sur, allá por 1911 y 1912 respectivamente.

Se trata de una base de Estados Unidos, que ha estado siempre habitada desde su construcción en 1956-57, aunque dependiendo la época del año alberga a más o menos personas, durante el verano austral puede haber en torno a 200 personas, pero la mayoría se retiran en febrero, con la llegada del invierno austral, quedando apenas unas pocas decenas en la base. Desde mediados de febrero y hasta finales de octubre la base queda aislada por el clima.

La base ha sufrido numerosos cambios con el paso de los años, por ejemplo la elevación respecto al suelo es una cosa bastante reciente, ya que tuvo lugar en 2003, y se han ido incorporando nuevas tecnologías y numerosas zonas de ocio para el bienestar de sus habitantes hasta convertirse en lo que es en la actualidad.

Tienen salas de reuniones, de ordenadores, un pequeño hospital, una sala a modo de cine, un invernadero donde plantan ricos y frescos alimentos, un gimnasio, sauna, zona de comidas, un enorme almacen y maquinarias para la investigación, entre otras muchas cosas.

Realmente sorprende ver lo que han construido en la más absoluta nada, a las instalaciones no le faltan detalle.

Y como la mayoría de las personas que lean éste post no podrán conocer nunca ésta base, en el siguiente vídeo tenéis un tour guiado por la estación Amundsen-Scott en el Polo Sur Antártico:

El vídeo dura una media hora y está en inglés, pero merece la pena verlo para hacerse una idea de la gente que hay allí y de sus investigaciones, de su forma de vivir.

Los habitantes tienen que enfrentarse a temperaturas que oscilan entre -13,6 °C y -82,8 °C, siendo unos  -49 °C la temperatura media anual. Los vientos helados pueden llegar a casi los 100 km/h. ¿Te atreverías?

Temperaturas medias en la Base Amundsen-Scott. (Fuente: Wikipedia)

Temperaturas medias en la Base Amundsen-Scott. (Fuente: Wikipedia)

En octubre de 2013 anunciaron el cierre de la base por falta de fondos. Una verdades pena si al final se lleva a cabo el cierre.

España se afianza como la cuna del arte rupestre

Cada vez son más los indicios que nos hacen pensar en que los primeros “sapiens”, o quizás neandertales, que decidieron plasmar las primeras pinturas rupestres vivieron en nuestro país, concretamente en la parte norte de España, donde hay ya un buen número de cuevas con los primeros indicios del arte más antiguo que se conoce en el mundo.

Recientemente se han datado unas pinturas rupestres en las cuevas guipuzcoanas de Altxerri, y sus resultados indican que son más antiguas que las de Altamira.

Pinturas rupestres en la cueva de Altxerri (Guipúzcoa)

Pinturas rupestres en la cueva de Altxerri (Guipúzcoa)

Concretamente las de Altxerri tendrían una antigüedad de unos 39.000 años, frente a los 35.600 de las de Altamira, quizás las más conocidas, pero es que en Cantabria también tenemos las de El Castillo, con al menos 40.800 años de antigüedad, y que son consideradas en la actualidad como las más primitivas de todo el arte rupestre.

Nada despreciable son también los entre 35.000 y 29.600 años de antigüedad de la cueva Tito Bustillo.

El conjunto rupestre de Altxerri, ubicado en Aia (Gipuzkoa), fue descubierto en 1962, y está compuesta por una gruta principal y una serie de galerías, con cronologías distintas.

Cantabria cuenta con el arte rupestre más antiguo, y está considerado patrimonio mundial por la Unesco desde 2008, y la mayor parte de éstas cuevas se pueden visitar, así que si os gusta la arqueología aprovechad que tenemos la más importante sin salir de nuestro país, y no dejéis de ver los primeros bisontes que pintó un ser humano, o la impronta de sus manos grabadas en la roca para la posteridad.

El momento en que un homo sapiens decidió dibujar sus acciones cotidianas, los animales que cazaba o sus costumbres, dando comienzo a lo que hoy conocemos como arte, supuso un cambio que aún hoy perdura, y ese paso es posible que se diera aquí, en la zona norte de nuestro país.

Fuentes:

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/17/ciencia/1379440336.HTML

http://cultura.elpais.com/cultura/2013/09/17/actualidad/1379433062_154993.html

http://www.europapress.es/ciencia/noticia-datan-pinturas-rupestres-mas-antiguas-europa-cueva-guipuzcoa-20130917191359.html

Enfermedades del viajero

Cada vez que salimos de vacaciones, especialmente a algún lugar exótico, nos exponemos a contraer ciertas enfermedades, algunas de ellas con consecuencias fatales.

mosquito

Como más vale prevenir que curar, conviene estar informado e intentar evitar algunas costumbres no muy saludables.

  • Esquistosomiasis o bilharziosis: Las aguas estancadas pueden parecer una delicia, cuando se está haciendo una excursión a pleno día y el calor aprieta, pero en ellas pueden vivir unas microscópicas larvas que penetran en la piel de los bañistas, pasando a la linfa y la sangre, hasta llegar al hígado, donde maduran y se convierten en gusanos, que más tarde viajan hasta los intestinos y la vejiga, produciendo un gran escozor y una fiebre elevada. La mayor parte de éstos casos se dan en África, Sudamérica y Asia, y deben ser tratados por un médico, pues de lo contrario puede causar la muerte.

  • Dengue: Ésta enfermedad, desgraciadamente popular por el alto número de infectados que produce al año, se transmite mediante la picadura de un mosquito que, con su picadura, inocula el virus, produciendo fuertes fiebres, dolores en los músculos y las articulaciones y eccemas. Por el momento no existe una vacuna contra la enfermedad con lo que el único remedio es protegerse frente a éstos mosquitos, mediante repelente y el uso de mosquiteras.

  • Dracontiasis: Otra mala costumbre es beber agua sin embotellar en zonas en vías de desarrollo, pues podemos infectarnos con numerosas bacterias o parásitos, como es el caso de unos diminutos cangrejos que proliferan en las estaciones secas en África, que contienen unas larvas de gusano, que si entran en el cuerpo humano pueden crecer hasta convertirse en el gusano de guinea (Dracunculus medinensis), de un metro de longitud, con el consiguiente dolor y problema para sacarlo.

  • Diarrea: No es un mal grave, pues sus efectos duran apenas unos días, pero si que es muy habitual, y seguro que muchos de vosotros lo habéis sufrido al viajar a un país extranjero. Normalmente por culpa de la comida o bebida contaminada, nos traemos como suvenir algún virus o bacteria que ataca a nuestro estómago.

  • Hepatitis A: La hepatitis A es una inflamación del hígado y se puede evitar con una vacuna. El virus de ésta enfermedad puede contraerse consumiendo algunos alimentos (cangrejos, almejas, ostras, etc.) en mal estado o sin cocer y por agua potable contaminada.

  • Malaria: La culpable de ésta enfermedad es la hembra de un mosquito, que con su picadura nos transmite un parásito que nos causa el paludismo. Hay distintos tipos de malaria, unas más graves que otras, desde fiebres a efectos mucho más graves, además los efectos pueden aparecer años más tarde de la picadura, cuando ya ni recordamos aquel viaje que hicimos, donde pudimos ser contagiados. Para evitar la malaria solo podemos utilizar repelentes de mosquitos y cubrirnos de ropa para intentar no ser picados.

  • Flebótomos: Los flebótomos son unos diminutos mosquitos, que miden de dos a tres milímetros, que viven en algunas playas, y que inyectan un veneno que provoca desagradables eccemas, fiebre, dolor de cabeza y dolores en los miembros. Los efectos duran tres días. Así que si no quieres ser infectado evita dormir en una playa que haya flebótomos.

  • La rabia: La mordedura de algunos animales callejeros (perros, gatos, murciélagos, ratas, etc.) pueden transmitirnos la rabia, provocándonos calambres en la musculatura de la garganta, de la laringe, problemas respiratorios, parálisis del corazón o inflamación del cerebro. Así que otro buen consejo es no acariciar cualquier animal que encontremos.

Como veis, muchas de éstas enfermedades son transmitidas por mosquitos, así que si vais a algún otro país no olvidéis de llevar algún tipo de repelente.

Salvando el problema de los mosquitos y con un poco de cuidado con las comidas y bebidas que consumáis, seguro que os mantendréis alejados de éstas enfermedades, y podréis disfrutar de un viaje placentero y sin problemas.

Otro consejo útil es siempre que se vaya a algún país consultar si se requiere o recomienda algún tipo de vacuna.

Fuente: http://www.mundo-geo.es/gente-y-cultura/las-enfermedades-del-viajero?utm_source=twitter&utm_medium=socialoomph&utm_campaign=mundo-geo-Twitter

Pobiti Kamani: La “Ciudad encantada” búlgara

Existe un recinto geológico en Bulgaria donde se puede pasear por el fondo del mar sin necesidad de utilizar bombona de oxígeno.

Se conoce como “Pobiti Kamani”, lo que en búlgaro quiere decir “bosque de piedra”, y está situada a unos 18 kilómetros de la ciudad de Varna.
En el complejo podemos encontrar un paisaje desértico, en el que se alzan unas enormes columnas de piedra, de hasta 10 metros de altura y 9 de diámetro. En total hay siete grupos, con más de 300 columnas cada uno, repartidos en los 70 kilómetros que abarca el recinto geológico de “Pobiti Kamani”.
Pobiti_Kamani03
Las enormes columnas de piedra parecen creadas por la mano del hombre, dado su tamaño y forma, sin embargo, se trata de una formación completamente natural, que tuvo lugar hace 50 millones de años, cuando la zona estaba completamente inundada por las aguas marinas.
Se piensa que la formación de éstas columnas pudo deberse a bolsas de metano, salido del interior de la Tierra, que fueron filtradas hasta la superficie, solidificándose hasta adquirir la forma de columnas.
Pobiti_Kamani07
Además de las columnas, en “Pobiti Kamani” se pueden observar piedras con formas que recuerdan animales u otros objetos, como sucede en la “Ciudad Encantada” de Cuenca, y es que la erosión del viento y la lluvia a veces parece crear caprichosas figuras que nos recuerdan a cosas conocidas.

Entre las piedras inertes se ha abierto camino la vida, pudiendo encontrar líquenes o musgo, que dan un toque de colorido extra, así como algunos pequeños mamíferos que usan las oquedades de las piedras como hogar.

En el suelo se pueden encontrar fósiles numulites de organismos unicelulares con caparazón calizo en forma de disco, y es que no hay que olvidar que aquella zona, hace miles de años, era un fondo marino, con lo que darnos un paseo por “Pobiti Kameni” es bucear sin bombona de oxígeno, nadar en un lugar donde la vida marina quedó atrapada para siempre.

Fósil numulites

Fósil numulites

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20130901/abci-pobiti-kamani-bulgaria-201308281217.html#.UiHXCZfVnNQ.twitter