Vacaciones indefinidas (hasta siempre amigos)

Queridos lectores:

El blog todavía no ha cumplido un año de vida, sin embargo, hoy quiero anunciar que me tomo unas vacaciones sin saber si volveré a escribir por aquí.

Cerrado por vacaciones... indefinidas.

Cerrado por vacaciones… indefinidas.

Quizás dentro de un mes lo retome, o igual sea dentro de un año… o puede que nunca vuelva a publicar nada en el blog. Realmente no sé que me depara el futuro, pero mis circunstancias personales no son ahora mismo las más favorables y no me encuentro con suficientes fuerzas para dedicarle el tiempo que requiere el blog.

Desde hace algún tiempo vengo acumulando noticias que no me da tiempo material a compartir con vosotros, noticias que considero interesantes, y se me van acumulando día tras día, hasta llegar a los casi 20.000 tuits que tengo marcados como favoritos ahora mismo. Historias que me hubiera gustado compartir con todos vosotros porque considero que son interesantes, curiosas o desconocidas para la mayoría de nosotros, pero realmente no consigo sacar el tiempo necesario para ponerme al día, al revés, cada vez se me acumulan más.

A esto hay que sumarle unas circunstancias personales que no son las más favorables, esas rachas de la vida en que parece que se junta todo, y que uno necesita tiempo para organizar sus ideas, para reinventarse, para encontrar la luz al final del túnel. Es por esto que necesito tiempo, y el blog me ha estado robando ese preciado tiempo en los últimos meses.

Mi padre está pasando por una grave enfermedad, la situación económica familiar no pasa por el mejor momento, la ruptura con mi pareja parece inminente y el negocio que puse con toda la ilusión está dando sus últimos coletazos de vida. A menudo una situación negativa atraé a otras igualmente malas, y tu propio negativismo hace que las cosas no funcionen como deberían, pero todo sucede por alguna razón y a veces éstas rachas sirven para aprender una lección y darte cuenta de quien eres y de quienes están realmente contigo. La cuestión es levantarse, aprender de lo ocurrido y recuperar el optimismo lo antes posible, ya que una actitud positiva traerá de nuevo la positividad a tu vida.

 lucha

Espero que me comprendan, necesito tiempo para convertir todos mis pensamientos negativos actuales en algo positivo, que me permita mirar nuevamente hacia el futuro con algo de optimismo. Tan pronto como lo consiga me plantearé retomar nuevamente el blog. Quizás con otra temática distinta, quizás con otro enfoque… el futuro dirá.

Aunque sois pocas personas las que leéis mis noticias, os aseguro que vale la pena el esfuerzo de tener un blog. Cada retuit o cada comentario es agradecido, porque significa que una persona se ha leído las líneas que uno escribe y le han parecido suficientemente interesante como para compartirlo con sus amistades o seguidores, o para tomarse un momento en dar su punto de vista.

Mi objetivo en éste tiempo y en éste blog ha sido dar a conocer algunas noticias o historias que me han parecido interesantes, y espero que con alguna de ellas haya conseguido descubriros un tema que no conocíais, que os haya hecho reflexionar o que hayáis sentido curiosidad por investigar algún asunto de los que aquí se han tratado.

Lo haya conseguido o no, quiero daros las gracias a todos aquellos que habéis dedicado unos minutos de vuestras agitadas vidas a leer alguno de mis posts. Sinceramente espero que os hayan gustado. Para mí ha sido un placer compartir con vosotros, aprender cosas nuevas y maravillarnos de temas tan apasionantes como la astronomía, la arqueología, las nuevas tecnologías que parecen sacadas de una película de ciencia ficción, o los descubrimientos médicos que se hacen a diario (aunque no salgan en las noticias), entre otras muchas cosas.

Y por supuesto muchas gracias a todos por seguirme y apoyar éste humilde proyecto altruista y desinteresado que hoy termina… o quizás no. Lo hice lo que mejor que supe o pude, espero haya sido suficiente.

Hay algunos posts programados, que se irán publicando cuando lleguen los días previstos, así que todavía habrá alguna novedad de vez en cuando y, como he dicho anteriormente, si recobro las fuerzas haré todo lo posible por traeros algunas noticias más.

¡Mil gracias y hasta pronto!

El hombre en la Luna, el gran salto (incluye vídeo de la retransmisión de 1969)

Sin duda una de las grandes hazañas de la Humanidad ha sido llegar a la Luna y pasear por ella, y aprovechando que ahora se cumplen 45 años de aquel momento histórico, vamos a hablar sobre ello.

LA MISION APOLO XI:

Corría el año 1969, y Estados Unidos se preparaba para su misión más ambiciosa, llevar al hombre hasta nuestro satélite natural, pasear por la Luna y dejar su bandera que recoradara al mundo quienes fueron los primeros en conseguir poner un pie allí.

Fue el 16 de julio de 1969, a las 13:32 hora local, cuando se lanzó aquella mítica misión, Apolo 11, desde el complejo de Cabo Kennedy, en Florida. A bordo viajaban tres astronautas, el comandante Neil Armstrong, Edwin Aldrin (o también llamado Buzz Aldrin) y Michael Collins.

A las 20:14:40 UTC (Nota: al horario UTC hay que añadirle dos horas más para saber el horario en España) del 20 de julio, Armstrong confirma la ansiada noticia: “Houston… aquí base Tranquilidad, el Eagle ha alunizado. La nave había conseguido posarse sobre la superficie lunar, en una zona conocida como “Mar de la Tranquilidad”.

Pero no fue hasta el día siguiente cuando dos de estos astronautas caminaran por nuestro satélite. Fue a las 2:56 UTC del 21 de julio cuando entraron en los libros de historia para siempre.

Primero bajó Armstrong, y después bajó Aldrin. Collins no llegó a pisar la superficie marciana, pues era el piloto del módulo de mando y se quedó a bordo de la nave, en la órbita lunar.

Se hizo famosa ésta pequeña conversación mantenida entre Armstrong y Aldrin, cuando éste segundo baja por la escalera, mientras el comandante ya se encuentra sobre la superficie hace un tiempo:

Aldrin: Hermoso… hermoso…
Armstrong: La vista de una magnífica desolación.
Aldrin: Magnífica definición.

El momento fue televisado en todo el mundo, y España aportó su granito de arena en aquella misión, desde sus instalaciones en Robledo de Chavela (Madrid).

A continuación os dejamos con un vídeo de 3 horas que es una reposición de lo que se transmitió por la televisión aquel julio de 1969, un documento histórico:

En el vídeo anterior podéis ver el momento de la primera pisada de un hombre sobre la superficie lunar, así como parte de la caminata de Armstrong y de Aldrin, en la que recogieron unos cuantos kilos de muestras lunares.

Célebre se hizo la famosa frase que pronunció Armstrong al pisar la luna por primera vez: «It’s one small step for [a] man, one giant leap for mankind» (Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad).

Durante la caminata lunar, se llevaron a cabo varias misiones, unas más científicas, como fue la recogida de muestras lunares, para su posterior análisis en nuestro planeta, o la instalación de un sismógrafo, para estudiar la actividad sísmica de la Luna, pero otras tantas tareas tuvieron un tinte más patriótico, como dejar una placa conmemorativa con la fecha de aquel día en que el hombre pisaba la Luna por primera vez, la famosa colocación de la bandera estadounidense sobre la superficie lunar, así como llevar a cabo una conversación telefónica con el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon.

También se dejaron allí unos discos con mensajes y saludos en distintos idiomas de nuestro planeta, al igual que el que llevan las sondas Voyager, incluso algunos otros recuerdos, como fueron las medallas de las familias de Yuri Gagarin y Vladimir Kamarov, o las insignias del primer Apolo, en homenaje a los astrounáutas que fallecieron en el fatal accidente.

El 24 de julio la nave y su tripulación llegaban a Tierra dando por finalizada la misión, una misión que sería recordada siempre y que entró por la puerta grande de la historia. El hombre había sido capaz de llegar hasta la Luna y caminar sobre su superficie.

LA CONSPIRACION:

Pero como toda gran proeza, parte de la sociedad pensó, y mucha gente piensa todavía, que fue todo un montaje y que realmente el hombre no ha pisado la Luna. Los motivos para la conspiración son muy variopintos, ausencia de estrellas en el firmamento lunar, anomalías en las fotografías de la época (sombras y reflejos que han sido achacados al misterio), sospechoso silencio por parte de los astronautas protagonistas de ésta historia o que no hayamos vuelto en más ocasiones a la Luna.

En lo que parecen todos coincidir es en que Estados Unidos grabó todo el montaje (supuestamente en el desierto de Nevada, cerca de las Vegas) para demostrar al mundo que eran mejores que los soviéticos, en plena carrera espacial entre ambas súper potencias. Otros piensan que no no fue grabado en su totalidad, pero si que hubo un retoque para ocultarnos algo que no debemos saber, y por lo que fueron obligados a guardar silencio los astronautas Armstrong y Aldrin.

Algunos incluso opinan que no hubo mala fe por parte del Gobierno de Estados Unidos en engañar al mundo entero, se vieron obligados a hacerlo porque al llegar a la Luna se encontraron OVNIS, estructuras alienígenas o incluso los más fantasiosos suponen que incluso se encontraron con marcianos. Para la gente que defiende ésta hipótesis, es la única forma de explicar la cuarentena a la que fueron expuestos los astronautas a su llegada a Tierra, y de que no hayamos vuelto a la Luna en más ocasiones.

OPINION PERSONAL:

En ésta ocasión, y sin que sirva de precedente, me voy a tomar la licencia de compartir con vosotros mi opinión personal sobre el tema.

Yo no dudo de que aquel julio de 1969 el hombre consiguió llegar a la Luna y caminar sobre ella, entre otras cosas porque ninguna de las teorías conspirativas me parecen de suficiente peso, y tienen poco rigor científico (por no decir ninguno), pero creo que si queremos estar plenamente seguros de que fuimos capaces de caminar por la superficie lunar en 1969, 45 años después deberíamos volver allí, con la tecnología actual, y dejar claro al mundo que somos capaces de eso y de más. Creo que hoy día tenemos la tecnología suficiente no sólo para llegar a la Luna, alunizar y dar un paseo por allí, si no de establecer una base permanente en la Luna, y también en Marte.

De hecho, pienso que si no queremos extinguirnos como raza en unos cuantos cientos de años, debemos colonizar otros mundos y repartir la población de la Tierra en otros lugares. La Tierra no tiene recursos suficientes para la superpoblación que alcanzaremos en unos años, y debemos ser capaces de subsistir y aprovechar otros mundos. Además, estando presentes en un único planeta estamos expuestos a que un gran meteorito, un supervolcán o alguna otra catástrofe pueda acabar con nuestra especie para siempre.

¿Será difícil? Sin duda. ¿Es posible? Yo creo que sí.

Marte quizás es más atractivo porque, aunque débil, poseé una atmósfera que facilita un poco la vida allí, el problema principal es la distancia. La Luna carece de atmósfera, lo que la hace particularmente hostil, con unas temperaturas que superan los 100 ºC durante el día e inferiores a los -150 ºC por las noches, además tiene otros inconvenientes, cada día o noche lunar dura casi 15 días terrestres, así que hay que lidiar con esas temperaturas durante dos semanas seguidas. Otro tema importante es que la falta de atmósfera convierte a la Luna en peligrosa en cuanto a impactos de meteoros, ya que no tiene ningún escudo que los repela.

Pero todos éstos problemas tienen una misma solución, y es bastante sencilla, ubicar las bases bajo la superficie lunar, volver a las cavernas pero en otro mundo. Paradojico que volver a nuestros inicios en la Tierra sea la solución para adaptarnos a un nuevo mundo, pero aparentemente efectivo.

La Luna tiene gran cantidad de impactos, y muchos de ellos han provocado gigantescos agujeros, que podrían ser muy útiles para una futura misión tripulada en la Luna, puesto que se cree que podrían formar complejos sistemas de cavernas donde los humanos podrían estar a salvo de las temperaturas extremas, del polvo lunar, de los pequeños impactos de meteoritos y de la radiación solar. (Si queréis saber más sobre éstos cráteres pinchad en este enlace).

Confirmados 200 agujeros en la Luna, ¿la punta del iceberg?

La cuestión es que parece que hay una solución, y que la Luna puede albergar grandes cantidades de agua congelada que puede ser muy útil a la hora de mantener una base permanente en la Luna.

¡Vayamos otra vez a la Luna!, pero ésta vez para quedarnos y terraformarla. Y Marte también nos espera, ¿a qué esperamos? La Humanidad necesita grandes retos que unan a los distintos países y naciones. En vez de gastar dinero en matarnos en absurdas guerras, invirtamos dinero en salvaguardar a nuestra especie, en dar un futuro mejor a nuestras próximas generaciones.

Por si alguno no sabéis lo que significa la palabra terraformar, aunque ya la forma etimológica de la palabra nos puede hacer una idea, es la acción de transformar un hábitat de un mundo extraterrestre para hacerlo parecido al de la Tierra, es decir, modificar unas condiciones en las que el humano no podría vivir, en algo donde podamos respirar por ejemplo. Tanto en la Luna como en Marte, necesitaríamos ir introduciendo vegetación para que con el paso de muchos años, la atmósfera fuera apta para que los humanos pudiéramos respirarla directamente. En definitiva, se trata de modificar la atmósfera para hacerla asequible para nuestra vida, conseguir que la vegetación crezca, que haya agua. Tenemos la tecnología para llevarlo a cabo, pero será un proceso que durará muchos muchos años. Seguro que habréis oído hablar de la misión que pretende llevar a personas a Marte sin viaje de vuelta, el objetivo de esa gente será comenzar esa terraformación, para que dentro de muchos años, Marte sea un sitio propicio para la vida, tal y como la conocemos.

Lamentablemente éste mundo en el que vivimos necesita una motivación económica para llevar a cabo una misión de éste tipo, y lo cierto es que también existe un beneficio para quien lo consiga. Resulta que en la Luna abunda un isótopo ligero del helio enormemente energético, conocido como Helio-3, muy escaso en la Tierra, que tiene unas propiedades excepcionales. Es un combustible que se usa en la fusión nuclear, y con las cantidades que se estima que podría haber en la Luna se daría energía a nuestra civilización durante los próximos 10.000 años, y es que con una cantidad muy pequeña de Helio-3 se puede producir una cantidad inmensa de energía.

Y el Helio-3 tiene otra gran ventaja, no es contaminante ni radioactivo, con lo que si conseguimos establecernos en la Luna habremos matado dos pájaros de un tiro. Habremos conquistado otro mundo, consiguiendo que nuestra extinción sea más complicada, y podremos disponer de una energía no contaminante que podrá ser usada tanto en la Luna como en la Tierra, e incluso nos ayudará para llegar a otros futuros planetas, y nos ayudará a olvidarnos de las energías fósiles como el petróleo, ayudando a cuidar nuestro planeta, que falta le hace.

Cada misión espacial que se lleva a cabo tiene un gran interés científico y nos sirve para aprender más sobre el Universo, pero la misión más importante de todas sería poder dispersarnos en varios mundos. Creo que ya va siendo hora de que dejemos de mandar rovers y orbitadores a otros planetas del Sistema Solar para dar el gran salto. Como bien dijo Armstrong, pisar la Luna fue un gran salto para la Humanidad, han pasado 45 años y necesitamos dar otro gran salto, y nos quedan muchos por dar todavía. Otro gran salto sería pisar Marte, y otro más importante todavía sería asentar una base permanente en otro mundo.

Ésta última parte no deja de ser mi punto de vista, así que me encantaría conocer el vuestro.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Apolo_11

http://www.abc.es/ciencia/20140622/abci-para-quiere-humanidad-regresar-201406201247.html