La vieja y olvidada sonda ISEE-3 sigue funcionando 36 años después

El 12 de agosto de 1978, la NASA junto a el entonces ESRO europeo lanzaba una sonda espacial cuyo objetivo era estudiar los vientos solares, y de paso probar los sistemas de comunicación y navegación de la época.

Captura de pantalla 2014-04-01 a la(s) 22.47.08

La ISEE-3 O ICE tenía una órbita alrededor del Sol, para llevar a cabo su cometido, pero en 1986 el acercamiento del cometa Halley a la Tierra llevó la misión por otros derroteros.

La antigua Unión Soviética (URSS) estudiaría al cometa Halley con la pareja de sondas VeGa, Europa con su Giotto y Japón con las naves Suisei y Sakigake, mientras que Estados Unidos no tenía nada preparado, así que decidieron cambiar el rumbo de ICE para acercarlo al cometa Giacobini-Zinner, adelantándose a sus competidores e impidiendo quedar en rídiculo ante una sociedad volcada en el espacio por aquel entonces, en plena carrera espacial.

La idea de la NASA era adelantarse al resto de países en el estudio de un cometa, y apuntarse ese tanto, aún sabiendo que la sonda que enviaban no estaba diseñada para tal fin, y carecía del equipo científico para estudiar un cometa, pues su misión era muy distinta. La cuestión es que finalmente ICE se convirtió en la primera sonda en sobrevolar un cometa, pero como no pudo sacar ninguna imagen que lo probara dejó un sabor agridulce en el resto del mundo, que tuvieron que admitir la derrota, sin una miserable foto del cometa Giacobini-Zinner.

ICE

En 1986 pasó a 28 millones de kilómetros de la cola del cometa Halley, otro tanto que se anotó la NASA como triunfo, pero que el resto del mundo no dio ninguna importancia debida a la gran distancia.

En mayo de 1997 la NASA dió por concluida la misión de ICE y apagó todos sus instrumentos, excepto el transmisor de radio, para poder seguir a la sonda, y así comenzó un largo viaje en el más absoluto silencio y soledad, hasta que en 2008 volvió a ser captada una señal de la ISEE-3.

La sonda se volvía a acercar a la Tierra y su señal pudo ser captada, y se pensó en intentar recuperarla, sin embargo había un problema importante, para hacerse con el control de la nave se necesitaba la antigua tecnología que hacía ya muchos años había quedado obsoleta y había sido retirada en 1999.

La NASA valoró los costes de volver a la antigua tecnología y los beneficios científicos de recuperarla y finalmente optó por la decisión de que no merecía la pena el esfuerzo, a pesar de haber comprobado que sus 14 instrumentos a bordo están funcionando correctamente.

En la actualidad, un grupo de radioaficionados están intentando comunicarse con la vieja e incansable sonda, y de hecho, a comienzos de marzo consiguieron detectar su débil señal, pero lo complicado será que consigan hackear el software de ICE y activar sus sistemas, para permitir un encendido antes de agosto, y poder así situar a la sonda en la órbita terrestre.

ISEE orbita

En agosto la ISEE-3 se acercará a la Tierra, y veremos si finalmente tiene el final que se merece o no.

Si queréis ampliar la información sobre la historia de ésta vieja sonda, os recomendamos que leáis cualquiera de las dos primeras fuentes, y en la tercera podréis encontrar la última hora, con los avances de los radioaficionados que intentar recuperar el control de la sonda, así como los problemas que se están encontrando en su camino, entre ellos la propia NASA que no parece muy convencida de que le toquen sus sondas, aunque hayan decidido abandonarla para siempre. NASA incluso ha hecho firmar un acuerdo a Skycorp para tener bien atadas las reglas en la recuperación de la sonda.

Fuentes:

http://danielmarin.naukas.com/2014/04/01/ice-la-nave-interplanetaria-que-se-negaba-morir/

http://naukas.com/2014/05/09/llamando-isee-3-nos-oyes/

http://elprofedefisica.naukas.com/tag/isee-3/

Actualización 04/07/2014:

El pasado día 2 de julio, lograron encender los propulsores A y B de la sonda ISEE-3, el primer paso para la resurreción de la sonda, que la semana que viene se enfrentará al punto crítico, recuperar la órbita que tuvo en su misión inicial, desde donde podrá volver a estudiar los vientos solares.

Lugar para el optimismo entre quienes intentan recuperar a la vieja sonda, esperemos que termine con un final feliz, que os contaremos la semana que viene.

Mientras esperamos os recomendamos las dos entradas que tenéis abajo, dos miembros de Naukas, que han escrito sobre la vieja sonda. En cualquiera de ellas podréis leer sobre la situación actual y como está siendo la recuperación de la ISEE.

Fuentes:

http://danielmarin.naukas.com/2014/07/03/la-resurreccion-de-la-vieja-isee-3/

http://elprofedefisica.naukas.com/2014/07/04/susurros-desde-la-isee-3-vii/

Actualización 12/07/2014:

Finalmente no pudo traerse a la sonda ISEE-3 a la órbita terrestre.

Un fallo, todavía por determinar, ha imposibilitado la hazaña de recuperar completamente a la vieja sonda, que seguirá vagando en su órbita solar, aunque lo hará estudiando el viento solar, misión para la cual fue lanzada.

Lo cuenta en detalle Daniel Marín en Naukas.

Aunque se nos queda un sabor agridulce, ya que teníamos esperanza en la resurrección de la sonda, sin duda ha sido un gran reto y una aventura que ha merecido la pena.

Anuncios

El gran asteroide 2014HQ124 pasará éste domingo cerca de la Tierra

Mañana domingo, el enorme asteroide 2014HQ124, al que se ha apodado como “La Bestia”, pasará cerca de la Tierra. Su mayor aproximación tendrá lugar a las 7.56 hora española.

This diagram shows the orbit of asteroid 2014 HQ124, and its location relative to Earth on June 8.

Se estima que 2014HQ124 tiene un diámetro de unos 325 metros, para hacernos una idea lo han comparado con la envergadura de un portaaviones clase Nimitz, y se desplaza a 14 kilómetros por segundo, es decir, unas 17 veces más rápida que un tiro de un rifle.

Pero 2014HQ124 no representa ningún peligro para la Tierra, pues pasará a 1,25 millones de kilómetros (unas tres veces la distancia que separan la Tierra y la Luna), con lo que no existe ninguna posibilidad de impacto.

Aquí tenéis un pequeño vídeo con una imágenes de radar captadas de éste asteroide.

Lo curioso de éste asteroide es que, a pesar de su gran tamaño, tan solo ha sido descubierto hace un par de meses, el 23 de abril, lo que hace que nos preguntemos si realmente tenemos suficientemente controlados a éstas rocas que pueden ser un peligro real para nuestro planeta.

¿Estamos seguros o cualquier día descubriremos una gran roca que choque contra nosotros y pueda representar incluso el fin de la Humanidad?

Fuentes:

http://www.europapress.es/ciencia/astronomia/noticia-acerca-bestia-asteroide-2014hq2014-350-metros-20140605171519.html

http://www.abc.es/ciencia/20140606/abci-acerca-bestia-asteroide-tamano-201406061119.html

http://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?release=2014-178

¿Cómo se formó la Luna?

Sabemos que la Tierra se formó hace unos 4.700 millones de años, y se piensa que la Luna surgió poco después, hace unos 4.300 o 4.500 millones de años.

La hipótesis conocida como “El Gran Impacto” sugiere que nuestro satélite natural debió surgir tras la colisión de un objeto rocoso del tamaño de un planeta como Marte con nuestra Tierra primitiva. A éste objeto hipotético se le ha dado el nombre de Theia.

Theia choca contra la Tierra

Si ésto fue así, la Luna debería estar formada en un 70% por los restos de Theia, sin embargo, los isótopos que se pueden encontrar en la Tierra son muy similares a los que se han encontrado en la Luna, lo cual es un problem para ésta teoría, pues la mayoría de planetas del sistema solar tienen unas firmas químicas únicas, y entre la Tierra y la Luna parecen haber demasiadas similitudes, aunque un nuevo análisis de rocas lunares realizado por Daniel Herwartz y su equipo ha encontrado recientemente significativas diferencias en tales composiciones isotópicas entre Tierra y Luna, lo que apoya la teoría del gran impacto.

El nuevo estudio sugiere que Theia podría haber tenido una composición similar a la de los meteoritos conocidos como condritas de anstatita (similar a la Tierra), lo que pudo hacer que no se hayan hallado hasta ahora las diferencias isotópicas.

Hasta ahora se habían analizado rocas meteoríticas de la Luna caídas en nuestro planeta, cuya contaminación pudo hacer que se vieran más similitudes de las que realmente se han encontrado ahora analizando rocas traidas por astronáutas de la NASA durante las misiones Apolo.

Se estima que la Luna está compuesta en un 40% por aquel planeta llamado Theia, del cual podemos aprender un poco más gracias a nuestro satélite natural.

Y para terminar deciros que podéis ampliar ésta noticia en cualquiera de nuestras dos fuentes, y en el siguiente vídeo, en el que José Manuel Nieves habla sobre la formación de la Luna.

La luna, con sus misterios, es uno de los mayores espectáculos nocturnos que tenemos la suerte de poder disfrutar desde nuestro planeta, e influye en las mareas de nuestros océanos e incluso para algunos en nosotros mismos.

Fuentes:

http://www.cosmonoticias.org/indicios-de-theia-en-rocas-lunares/

http://www.europapress.es/ciencia/astronomia/noticia-40-ciento-luna-procede-planeta-estallo-contra-tierra-20140606120644.html

Smart Cities: Las ciudades inteligentes del futuro

¿Has oído hablar de las Smart Cities? Son las ciudades que podríamos tener en el futuro, donde la información estará en todos los estamentos de la sociedad, y será compartida entre los distintos organismos y los propios ciudadanos, formando una comunidad más eficiente en muchos aspectos.

En las denominadas smart cities toda la ciudad funciona como un gran organismo que comparte información sobre su estado. Autoridades, empleados públicos, empresas y ciudadanos se convierten en fuentes de datos en tiempo real, que permiten a los demás conocer la situación de la ciudad en cada momento: tráfico, sanidad, equipamientos, temperatura, energía… La ciudad es así mucho más accesible a los ciudadanos y más eficiente para sus gestores.

Fuente: https://www.bbvaopenmind.com/ciudades-inteligentes-y-conectadas-con-las-personas/

“En los próximos días intentaremos ampliar ésta información con más datos sobre las Smart Cities.”