Una nariz electrónica diagnostica el cáncer de próstata olfateando muestras de orina

Una nueva técnica, desarrollada por investigadores finlandeses, ayudará a detectar fácilmente el cáncer de próstata a partir de una simple muestra de orina.

Se trata de una especie de “nariz electrónica” que olfatea la orina y determina si un paciente sufre cáncer o no, pudiendo discriminar otras enfermedades, como la hiperplasia prostática benigna (BPH), que a menudo son confundidas a primera vista y obligan a hacer costosas y molestas pruebas.

Quizás las dos mayores ventajas de ésta nueva técnica es que serán capaces de diagnosticar fácilmente el cáncer y que podrá ser detectado antes en el tiempo, lo que hará que comiencen antes los tratamientos y por tanto evite que el cáncer se extienda, aumentando la esperanza de vida del enfermo. Y otra gran ventaja es que se trata de una prueba no invasiva.

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más común en los hombres, y una de las principales causas de muerte por cáncer, en parte porque es difícil de detectar y de predecir la progresión del tumor. Además las pruebas para su diagnóstico son costosas e incomodas para el paciente (Los exámenes rectales digitales tiene limitaciones y las biopsias guiadas por ultrasonido son caras, incómodas y tienen riesgo de infección). A esto hay que sumar que en ocasiones el cáncer de próstata diagnosticado es de bajo grado y no causa síntomas ni mortalidad, y el tratamiento agresivo puede perjudicar la calidad de vida del enfermo sin ayudarle a extender la vida necesariamente.

Por todo lo anterior la nueva técnica puede ser muy importante en el futuro de la enfermedad y puede beneficiar a mucha gente.

La idea de la “nariz electrónica” viene de que en la década de los 80 se experimentó con perros que eran capaces de detectar el cáncer en los pacientes, lo que saltó las alarmas de que mediante el olfato podría ser diagnosticado éste tipo de cáncer. Los perros parecían acertar en muchos casos, pero el entrenamiento podía fallar, lo que obligó a pensar en un método más fiable.

Las “narices electrónicas” se están usando en otro tipo de ámbitos, como en alimentación, en controles de calidad agrícolas o incluso en aplicaciones militares.

Tras los primeros experimentos hechos con el ChemPro ® 100-nariz electrónica (Environics Inc., Mikkeli, Finlandia) en distintos pacientes, su fiabilidad para diagnosticar el cáncer de próstata y discriminar los de HBP es prometedora, igualando los resultados de las técnicas actuales, pero siendo los de la “nariz electrónica” más rápidos y no invasivos.

Fuente: http://www.eurekalert.org/pub_releases/2014-05/ehs-ens050114.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s