Muere el hombre más longevo del mundo con 112, nació en Salamanca

El pasado viernes falleció Salustiano Sánchez Blázquez, un salmantino que el pasado mes de julio se había convertido en el hombre más longevo del mundo, con 112 años, y que había entrado en el Guinnes World Records.

Salustiano Sánchez Blázquez

Salustiano Sánchez Blázquez

Para él, la clave para su larga vida fue comerse un plátano todos los días, y sus analgésicos, que le calmaban los dolores que padecía.

Nació el 8 de junio de 1901 en la localidad de El Tejado de Béjar, en Salamanca, pero en su juventud tuvo que emigrar hacia Cuba. Más tarde se marchó a Estados Unidos, donde vivió en Lynch (Kentucky), y posteriormente se mudó a la orilla este de las cataratas del Niágara.

Tuvo tres hijos, siete nietos, quince bisnietos y cinco tataranietos.

Tras su muerte, el hombre más longevo del mundo es ahora Arturo Licata, un italiano de 111 años.

La mujer más longeva del mundo es la japonesa Misao Okawa, con 115 años de edad.

Fuente: http://www.antena3.com/noticias/sociedad/fallece-hombre-mas-longevo-mundo-salmantino-112-anos_2013091500009.html

Anuncios

El microbio de la eterna juventud

Un equipo de científicos ha descubierto que un microbio común de la levadura, conocido como Schizosacchromyces pombe, consigue mantenerse siempre joven.

Schizosacchromyces pombe

Schizosacchromyces pombe

El S. pombe rejuvenece cada vez que se reproduce, lo que abre nuevos campos de investigación para la lucha contra el envejecimiento.

Pero deben darse unos factores favorables para que el microbio de la levadura sea capaz de rejuvenecer, ya que han experimentado exponiéndola a calor, radiación o productos químicos y entonces el S. pombe se reproduce como el resto de especies.

Fuentes:

http://www.abc.es/ciencia/20130915/abci-vivo-eternamente-joven-201309131648.HTML

http://www.antena3.com/cienciaxplora/descubrimientos/conoce-microorganismo-que-fue-encontrado-cerveza-que-envejece_2013091300223.html

Expolio en el museo de Malaui (Egipto)

Hace un mes fue saqueado el pequeño museo arqueológico de Malaui, en Egipto, por un grupo de fanáticos (o quizás es mejor decir lunáticos) que reventaron sus vitrinas, rompieron los cristales, destruyeron el mobiliario y destrozaron y robaron casi la totalidad de las piezas arqueológicas que albergaba.

El director del museo de Malaui, Ahmed Abusabur, en una de las salas saqueadas

El director del museo de Malaui, Ahmed Abusabur, en una de las salas saqueadas

Lo que provocó éste desafortunado incidente no es otro que la situación política que se vive en el país desde hace ya algún tiempo, y una multitud furiosa decidió hacerse notar destruyendo el pequeño tesoro arqueológico que guardaba el museo de Malaui, situado a unos 300 kilómetros al sur de El Cairo.

Tras el brutal desalojo de las acampadas islamistas por parte de la policía y el ejército, la mañana del 14 de agosto, un enfurecido gentío se arremolinó a las puertas de la comisaría contigua al museo, y comenzó a ser objetivo de las pedradas y las balas, por el mero hecho de estar allí. La arqueología no tenía nada que ver en el problema político, pero la cercanía con la comisaría hizo que el gentío enloquecido decidiera entrar a destrozar todo cuanto encontrara a su paso.

Tanto el director del centro, como algunos trabajadores intentaron impedir el saqueo, pero la enfurecida gente no se detuvo y la anarquía se apoderó del recinto, golpeando a quien intentó impedir la destrucción del museo, y arrasando con todo lo que en él se encontraba.

Cuando por fin se cansaron y se fueron éste grupo de desalmados, solo quedaron 46 piezas de las 1089 que tenía el museo, la mayor parte de ellos fueron robados, y los que no pudieron llevarse por su gran tamaño los rompieron a conciencia.

Con el tiempo han sido devueltas más de 200 obras en la comisaría local, pero la gran mayoría de piezas nunca aparecerán, una catástrofe para la arqueología de Egipto, y de otras culturas que también estaban representadas en éste pequeño museo.

Entre los objetos recuperados hay estatuillas de Osiris (deidad de la fertilidad y la vegetación), una colección de papiros escritos en demótico o 25 monedas romanas. Pero las joyas del museo de Malaui, y la mayor parte de la colección aún no han sido halladas.

El museo ha pedido ayuda al mundo para rehabilitar las piezas destrozadas y poder costear la reapertura del recinto, y la UNESCO prepara una campaña internacional para conseguir las donaciones necesarias.

Asimismo, UNESCO ha publicado una lista negra con los objetos robados, para hacer más difícil su venta en el mercado negro.

Un lamentable incidente que no arregla los problemas políticos, y que además nos deja daños irreversibles en nuestra historia, y más concretamente en la identidad del pueblo egipcio, que no sólo ha perdido un trozo de su pasado, si no que además la situación no hace más que empeorar las cosas ante el resto del mundo, cada vez con menos ganas de hacer turismo en su país, debido a la tensión que se vive, y la poca seguridad de la que dispone el turista.

Un país precioso, lleno de historia y de cultura que se están cargando con éstas acciones. Una lástima.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/14/ciencia/1379170705.html

Detectan agua magmática en la Luna

Gracias a los datos recogidos por el instrumento Moon Mineralogy Mapper (M3), de la NASA, que lleva el orbitador lunar Chandrayaan-1, lanzado por la India, un grupo de científicos ha detectado agua magmática en la superficie de la Luna.

Cima del cráter lunar Bullialdus

Cima del cráter lunar Bullialdus

El agua magmática se origina en las profundidades del interior de la Luna, y haberlos detectado, por primera vez, es una nueva evidencia de que nuestro satélite natural no es tan seco como hemos pensado todos estos años.

Ya en las misiones Apolo se detectaron rastros de agua, pero se pensó que era contaminación venida de nuestro planeta y no se les dio mayor importancia, pero ahora parece que lo que se recogió en aquel entonces debió ser examinado con mayor detalle.

Lo que se ha detectado por el instrumento M3 es que en el cráter lunar Bullialdus hay mucho hidroxilo, una molécula formada por un átomo de oxígeno y uno de hidrógeno, en comparación con los alrededores.

Comprender la composición interna de éste agua magmática ayudará a saber como se formó la Luna y como fueron cambiando los procesos magmáticos cuando ésta se fue enfriando.

Fuente: http://www.cosmonoticias.org/descubierta-evidencia-de-agua-interna-en-la-luna/