Aral: El mar que secó la antigua Unión Soviética

El mar de Aral fue hace años el cuarto lago más grande del mundo, con una extensión del tamaño de Irlanda, tanto es así que se le dio el nombre de mar por su gran tamaño, aunque se trata de un “mar” interior, en el que navegaban barcos y vivían numerosos peces.

Pero los mandatarios soviéticos decidieron traspasar sus aguas hacia Asia Central, para intentar convertir las desérticas tierras en un vergel donde producir miles de toneladas de algodón, para lo que construyeron 45 embalses, más de 80 presas y cerca casi 32.000 kilómetros de canales, condenando al mar de Aral a su desaparición.

Las construcciones se hicieron de forma tan deficiente que los canales pierden tanta agua o incluso más de la que transportan, por lo que hoy día el mar de Aral está a punto de desaparecer.

Fotografía satelital del Mar de Aral en 1989 y en 2008

Fotografía satelital del Mar de Aral en 1989 y en 2008

En la actualidad Kazajistán es uno de los mayores productores de algodón del mundo, pero la industria pesquera que dependía del mar de Aral ahora se encuentra con una zona muerta, por lo que la población y las ciudades que vivían de la pesca se encuentran ahora en la más absoluta miseria.

Ellos han cambiado un problema por otro, y por el camino hemos perdido una de los lagos más grandes que tenía nuestro planeta, y ha hecho desaparecer a la mayor parte de especies que vivían en él. 20 de las 24 especies de peces y otras tantas de aves, así como especies autóctonas de flora que han sido exterminados por la codicia humana.

También se ha visto afectado el clima de la zona, que ahora sufre de tormentas de polvo constantemente, que arrastran no solo polvo, si no también esporas de ántrax, procedentes de la antigua base secreta de investigación biológica de Vozrozhdeniye, abandonada en 1989.
 Esto ha provocado que la región tenga una tasa de mortalidad infantil de un 10%, y que enfermedades como la bronquitis crónica se haya disparado hasta un 3.000 %, o la artritis que llega al 6.000 %. El área que circunda la zona del mar de Aral cuenta además con la mayor tasa de cáncer de esófago del planeta, hasta 14 veces superior a la media de su entorno.
Antes de 2020 la parte sur del lago se habrá secado completamente, y ahora la comunidad internacional intenta recuperar la parte norte, con la fabricación de un muro que ha financiado el Banco Mundial.
Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Mar_de_Aral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s