Aral: El mar que secó la antigua Unión Soviética

El mar de Aral fue hace años el cuarto lago más grande del mundo, con una extensión del tamaño de Irlanda, tanto es así que se le dio el nombre de mar por su gran tamaño, aunque se trata de un “mar” interior, en el que navegaban barcos y vivían numerosos peces.

Pero los mandatarios soviéticos decidieron traspasar sus aguas hacia Asia Central, para intentar convertir las desérticas tierras en un vergel donde producir miles de toneladas de algodón, para lo que construyeron 45 embalses, más de 80 presas y cerca casi 32.000 kilómetros de canales, condenando al mar de Aral a su desaparición.

Las construcciones se hicieron de forma tan deficiente que los canales pierden tanta agua o incluso más de la que transportan, por lo que hoy día el mar de Aral está a punto de desaparecer.

Fotografía satelital del Mar de Aral en 1989 y en 2008

Fotografía satelital del Mar de Aral en 1989 y en 2008

En la actualidad Kazajistán es uno de los mayores productores de algodón del mundo, pero la industria pesquera que dependía del mar de Aral ahora se encuentra con una zona muerta, por lo que la población y las ciudades que vivían de la pesca se encuentran ahora en la más absoluta miseria.

Ellos han cambiado un problema por otro, y por el camino hemos perdido una de los lagos más grandes que tenía nuestro planeta, y ha hecho desaparecer a la mayor parte de especies que vivían en él. 20 de las 24 especies de peces y otras tantas de aves, así como especies autóctonas de flora que han sido exterminados por la codicia humana.

También se ha visto afectado el clima de la zona, que ahora sufre de tormentas de polvo constantemente, que arrastran no solo polvo, si no también esporas de ántrax, procedentes de la antigua base secreta de investigación biológica de Vozrozhdeniye, abandonada en 1989.
 Esto ha provocado que la región tenga una tasa de mortalidad infantil de un 10%, y que enfermedades como la bronquitis crónica se haya disparado hasta un 3.000 %, o la artritis que llega al 6.000 %. El área que circunda la zona del mar de Aral cuenta además con la mayor tasa de cáncer de esófago del planeta, hasta 14 veces superior a la media de su entorno.
Antes de 2020 la parte sur del lago se habrá secado completamente, y ahora la comunidad internacional intenta recuperar la parte norte, con la fabricación de un muro que ha financiado el Banco Mundial.
Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Mar_de_Aral

Anuncios

El consumo de melatonina podría ayudar a regular la obesidad

Un equipo de científicos ha descubierto que el consumo de melatonina ayuda a regular el aumento de peso, porque estimula la aparición de grasa beige, que quema calorías en vivo en lugar de almacenarlas, como hace la grasa blanca.

Entre los autores del hallazgo hay científicos del Instituto de Neurociencias de la UGR, el hospital Carlos III de Madrid, y el Centro Científico Sanitario de la Universidad de Texas en San Antonio (EEUU), y ha sido liderado por la Universidad de Granada.

Han demostrado que el consumo de melatonina tiene beneficios metabólicos en tratamientos antidiabéticos y antihiperlipidémicos, y se han probado sus efectos ante la obesidad, la dislipidemia, la hipertensión y la diabetes mellitus tipo 2.

Por el momento las pruebas se han hecho con ratas Zucker, jóvenes, obesas y diabéticas.

Rata Zucker obesa y diabética

Rata Zucker obesa y diabética

La melatonina es una hormona natural que segrega el propio cuerpo durante las noches (en oscuridad), pero también se puede encontrar en pequeñas cantidades en algunas frutas y verduras como la mostaza, las bayas de Goji, las almendras, las pipas de girasol, el cardamomo, el hinojo, el cilantro o las cerezas.

Los científicos esperan conseguir financiación para poder continuar sus análisis con la melatonina y hacer pruebas en humanos.

Fuentes:

http://www.agenciasinc.es/Noticias/Un-estudio-demuestra-en-ratas-que-la-melatonina-ayuda-a-regular-la-obesidad

 

 

Desarrollan estructuras fotovoltaicas más eficaces en Jaén

Investigadores de la Universidad de Jaén han desarrollado nuevas estructuras fotovoltaicas más eficaces, capturando la luz solar y transformándola en electricidad hasta en un 43 %, frente al 15 % de las placas convencionales.

nuevas_estructuras_fotovoltaicas

Los prototipos diseñados cuentan además con un juego de lentes y espejos que concentra toda la luz solar en un solo punto, haciéndolas más eficaces, al solo tener que cubrir ese punto con las células fotovoltaicas.

Las nuevas estructuras están elaboradas básicamente de silicio, y algunos materiales de plástico para abaratar su coste final.

Fuente: http://www.europapress.es/ciencia/noticia-nuevas-estructuras-fotovoltaicas-mas-eficaces-capturar-luz-solar-20130910173037.HTML

 

Actualización 12/09/13:

Un nuevo material semiconductor, conocido como perovskita, parece funcionar igual que el silicio, pero es mucho más barato, con lo que podría revolucionar la tecnología de las células fotovoltaicas.

Fuente: http://news.sciencemag.org/physics/2013/09/flat-out-major-advance-emerging-solar-cell-technology?rss=1